viernes, 25 de julio de 2008

Y JUAN ABANDONÓ EL NIDO


Paloma querida. de José Alfredo Jiménez.


Tercer y último capítulo de esta serie que narra la historia de los pichones Juan y Clemente, concebidos, nacidos y criados en el balcón principal del Ayuntamiento, al calor de un foco y bajo las banderas de Úbeda, Andalucía, España y Europa.

En los dos capítulos anteriores, Juan y Clemente, que deben su nombre a cierto concejal de Hacienda que no les tiene mucho aprecio, crecían felices. Pero una mañana Clemente se precipitó al vacío (con la ayuda de cierto empujoncito, de cierto edil, según ciertas malas lenguas), quedando totalmente estampado en el suelo. Y víctima de una depresión por tales acontecimientos, la madre, Paloma, abandonó a Juanito, igual que semanas antes lo hizo el padre, un palomo cojo.

En el capítulo de hoy, Juan ya es un joven palomo, en plena fase de acné juvenil (veáse que aún tiene rastros de las plumas amarillas de su infancia), y dispuesto a abandonar el nido. Y termino este serial anunciando que Juan ya ha alzado el vuelo y no se le ha vuelto a ver.

FIN.

En la próxima temporada le podremos ver cagándose en los coches y en las personas, ensuciando monumentos y transmitiendo enfermedades. No se lo pierdan.

3 comentarios:

Medina dijo...

"En la próxima temporada le podremos ver cagándose en los coches y en las personas, ensuciando monumentos y transmitiendo enfermedades. No se lo pierdan".

El otro Juan, del que le viene el nombre al prófugo palomo, no se cansa de cagarse en otras cosas. Ese personaje se merece una serie como la de la tal Bea, a ver si nos deja al hacerse famoso fuera de estas fronteras.

Un saludo.

Alberto Román dijo...

Cierto es que es un pájaro de mucho 'cuidao'.

Anónimo dijo...

La noticia más feliz sería que el otro Juan o el otro Clemente o ambos dos que son solo uno, abandonara el Ayuntamiento. ¿Podrás darla algún día?