domingo, 7 de diciembre de 2008

CENA DE ANIVERSARIO CON UNA BUENA RACIÓN DE IRONÍA


Triana también lleva más de 25 años diciendo 'Abre la puerta'.


Los Caballeros Veinticuatro cabalgaron de nuevo. Aunque alguno no está ya para muchos trotes, no faltaron a su cita reivindicativa anual (bueno, en realidad faltó uno de los seis).

Como cada año, a primeros de diciembre, estos ubetenses comprometidos con la conservación del patrimonio salieron a la calle para llevar a cabo sus protestas en un tono desenfadado. Y como se ha cumplido el 25 aniversario del cierre de la iglesia de Santa María, decidieron que la mejor forma de celebrarlo era organizar una cena por estas 'bodas de plata'. Así, ni cortos ni perezosos, se fueron delante del templo a compartir mesa.

Me río yo de las cenas de empresa que se nos avecinan. Y es que, no faltó ni un detalle. Mantel de gala, candelabro con velas, una espada como centro de mesa, jarras de barro (ubetense, por supuesto) llenas de vino, cuencos de cerámica (ubetense, cómo no) con ochíos y aceitunas... ¡¡¡menudo ágape!!!. Alguna de las señoras de estos Caballeros incluso dijo no haber disfrutado de tales lujos y manjares ni en su propia boda y, ni mucho menos, en los posteriores aniversarios.

Aunque, para sorpresa, la de quienes pasaron por el lugar a esas horas de la noche y contemplaron la estampa entre tanta niebla. Alguno debió pensar: «estos se han equivocado y se creen que esto es El Paso».

Previamente, los Caballeros Veinticuadro, colocaron pancartas reivindicativas en el Conservatorio, en la fuente de San Pablo y en los andamios del edificio que hay frente al Parador. Más información de todo ello AQUÍ.



5 comentarios:

Jose Almansa dijo...

Gran trabajo el de estos caballeros, aunque a veces parezca que son como el Quijote contra los molinos de viento...

Pit Cantropus dijo...

No sabía yo que se andaba mi tito con esos aires reividincativos... no, si de algún lao me tenía que venir...

Alberto Román dijo...

Pues ya ves, tu tito Jimena, a sus años, haciendo botellón en el casco histórico.

Saludosssssssss, con muchas eses de Madrissss.

Anónimo dijo...

Vamos a ver, ésta gente a qué pertenecen. Veo caras de varios colores. Qué lo hacen por amor al arte. Pues si es así, le vendrán palos por todas partes. Estarán subvencionados o estarán locos. Porque el ubetense suele actuar así. Pues nada, al tajo, que hay mucho donde cortar.

Alberto Román dijo...

Personalmente creo que no van de nada ni pertenecen a nada. Simplemente son así, y les luce dar un tirón de orejas cuando creen que es necesario, esté quien esté en el sillón.

Ojalá que todos los que se creen salvadores o dueños de la verdad fueran así.

Y, encima, tienen buena para para hacer y decir las cosas. ¿Qué mas se puede pedir?.