sábado, 17 de enero de 2009

DURO TRABAJO EL DE LA PRENSA


Un clásico con un estribillo muy marcial.


Pensarán los peatones de esta Calle del Ángel: «ya están otra vez los de la prensa comiendo y bebiendo de gañote». Pues sí. Algo bueno tenía que tener este trabajo.

La parte negativa es que justo después de la invitación hay que currar. Ahí ya existen dos opciones:

-Tomas dos bocados a traganudos y dos sorbos de lo que sea y te vas directamente a trabajar sin haber pasado por casa y con el estómago vacío.

-O te pones hasta las trancas, llegas a currar tarde y ya te va pillando el toro lo que queda de día, y encima, a ver quien es el guapo que escribe dos líneas seguidas.

No desvelaré lo que hizo cada uno de los que aparecen en la foto que, por cierto, ha sido tomada en la presentación de las Jornadas Gastronómicas en el Renacimiento. Ninguno pierde comba, ni siquiera Candela, el retoño de David  y Mamen (fotógrafos y, sin embargo, amigos).