miércoles, 26 de noviembre de 2008

LA PENITENCIA DE UN CÁMARA


'De rodillas'. Sublime ElBicho, como siempre.


Hay quien no lo puede evitar: es entrar en una iglesia y ponerse a rezar.

Es el caso del compañero Juan Ángel, cámara de Tele Úbeda (el Lechero para más señas). En su condición de pecador (de pensamiento, palabra, obra y omisión), grabando un concierto del Festival de Música Antigua de Úbeda y Baeza, y al verse ante el altar mayor de la Sacra Capilla de El Salvador, le pudo su remordimiento de conciencia y se puso a orar, con cámara y todo.

Para quien no lo sepa aún, el mayor pecado de Juan Ángel ha sido poner su semillita en la compañera Chesca, de Úbeda Información, por lo que dentro de pocos meses traerán una criatura al mundo (me refiero al planeta, no al periódico). Ahora bien, no sabemos aún si el bebé será redactora o camarógrafo. 

NOTA: Aclarar que Juan Ángel pecó de pensamiento porque no se lo pensó, de palabra porque lo contó a los amigotes con todo lujo de detalles, de obra porque nada más casarse se puso manos a la obra, y de omisión porque omitió colocarse cierto objeto de látex en cierta parte.

AMEN

1 comentario:

Juan Ángel y Chesca dijo...

Y yo que creía que el latex era para soplarlo como un globo. En fin, seguiremos rezando para que lo que venga no se dedique a apedrear perros. Con que venga bien basta.

En el nombre del petos, su papa y su mama, AMEN.