viernes, 30 de mayo de 2008

LA PALOMA VALIENTE


Cucurrucucú Paloma en versión de Caetano Veloso (maravillosa)


Tras limpiar el lateral de la iglesia de Santa María, colocaron por todos lados unos pinchos que a simple vista no se ven, pero sí desde cerca. Se trata de un sistema para ahuyentar a las palomas que pretende evitar el daño y la suciedad que producen sus excrementos. Aunque, como vemos, no es del todo efectivo. Hay alguna paloma (que no palomo cojo) con dos huevos (en el nido) a la que le importa un bledo.

2 comentarios:

Medina dijo...

El sábado, mientras montabamos el palio de la Virgen de Gracia, descubrimos en el suelo un artilugio de los susodichos. Conclusión: Darwin y su teoría nos persigue.

Un abrazo.

Alberto Román dijo...

Por cierto, muy bien la procesión y muy emotivas tus palabras para 'el Litri'. ¿Qué tal tu de capataz?.