lunes, 15 de septiembre de 2008

DE NUEVO LA CARRETERA


Para esta foto no hay música.

Este es el tipo de fotos que, a quienes nos dedicamos a esto, nos gustaría no hacer. Ojalá nunca se produjeran estas noticias. Os aseguro que es de lo más desagradable y que, mientras intentas hacer una 'buena' foto (informativamente hablando), se te pasan mil cosas por la cabeza.

Pero es mucho peor, y doy fe de ello, cuando conoces a alguno de los implicados y le pones cara al desastre, la cual tampoco te puedes quitar de la mente mientras escribes la crónica. Ante esto, sólo puedo decir que Santiago Lizana era un buen hombre. Descanse en paz.

4 comentarios:

Manuel Madrid Delgado dijo...

Vi la esquela de Santiago ayer cuando volví de Guadalupe. Me quedé helado. Desde mi Negociado del Ayuntamiento hemos trabajado muchas veces con él. Era un hombre bueno. No es justo que se mueran los hombres buenos mientras hay tanto pikiki y demás gentuzas vivas por ahí. No es justo.

Alberto Román dijo...

No es justo, amigo Manolo, por esta vida no es justa. Y ejemplos nos sobran.

Saludos.

Medina dijo...

El domingo, cuando oí las ambulancias y las ví pasar hacía Torreperogil me dió un vuelco el corazón pues creía que el accidente había sido en la N-322 y me iba a tocar un domingo ajetreado. No fué así, aunque cuando me enteré de lo de Santiago entonces entendí aquel vuelco que me dió el corazón. Descanse en paz y a los culpables... les deseo un cambio en sus vidas. ¿Dónde estaba la Guardia Civil? Luego si les gusta ponerse a realizar controles en la misma gasolinera BP, donde, bajo mi punto de vista, solo se ponen para tocarnos los .... a los que nos vamos a dormir, dejando que niños borrachos y puestos hasta el culo de qué sabe nadie, recorran sin obstáculo alguno 8 kilometros de carretera. Hay que joderse, de verdad, hay que joderse.

Alberto Román dijo...

La verdad es que hay que joderse. Pero, por otro lado, creo que habrá que esperar a ver las conclusiones del atestado. No dudes que, en cuanto sepa algo al respecto, os lo haré saber.