miércoles, 27 de agosto de 2008

LOS RESTOS DE LA VERGÜENZA


«El sol no calienta por igual en todas las cabezas, si no que pregunten al que está bajo nuestro pie». Barricada.


Me voy a permitir el lujo de que esta calle del Ángel desemboque por unos días más en la playa de La Barrosa. Allí, tras las dunas y en uno de los caminos que llega a la zona de baño, encontré esta embarcación, que lleva allí varada un mes.

Una mujer que bajaba por el mismo camino que yo, colocándose el pareo y limándose las uñas, comentaba a su marido mientras éste portaba estoicamente sombrilla, nevera, toallas, cubo, pala y rastrillo y dos niños: «¡¡mira, cari!!, utilizan barcos antiguos para decorar la playa, ¡qué detalle tan bonito del Ayuntamiento de Chiclana!». Y el marido contestaba: «si, si, muy bonito, pero podías echarle mano por lo menos a la nevera o a tus hijos...».

Lo que no sabían ambos individuos, es que no se trataba de un elemento ornamental. En realidad era de la patera en la que días antes habían desembarcado en plena playa de La Barrosa 20 magrebíes en busca de un sueño, como siempre frustrado.

Según me comentaron algunos vecinos, la Guardia Civil se hizo cargo de ellos ante la indiferente mirada de los bañistas que veían la intervención como un espectáculo de animación playera. Y tras desmontar el motor, allí quedó la patera, en la que mucha gente se hace fotos diariamente como si del barco de Chanquete se tratara. Son los restos de la vergüenza convertidos en atractivo turístico.

(NOTA: En los enlaces podéis ver la noticia que apareció en el periódico, una serie de imágenes de alguien que vivió en directo el desembarco y dos fotos de Alfonso Donoso de la misma patera).

2 comentarios:

Cesitar dijo...

Una vergüenza, si señor, y lo que nos queda por avergonzarnos... .

Un saludo, y mu buena canción pa ilustrar la nota.

Alberto Román dijo...

Y mientras tanto, se nos llena la boca de globalización..... cuando las fronteras cobran más importancia cada día. Una auténtica contradicción.

Me alegra que te guste la canción. Ciertamente los Barricada son la caña.

Saludos, y vuelve cuando quieras.