jueves, 8 de abril de 2010

INCENDIO EN EL AYUNTAMIENTO DE ÚBEDA



'Fuego en mi oficina', de 091.

Menuda se ha liado esta mañana en el almacén del área de Turismo del Ayuntamiento de Úbeda. Guías, planos y demás material promocional ha quedado totalmente inútil debido a un incendio provocado, al parecer, por un cortocircuito. Estos folletos ya no servirán ni para atraer a un turista pirómano que ande por Fitur preguntando por los mejores parques naturales de España.

Menos mal que han intervenido rápidamente un ciudadano y el jefe de Protección Civil allí presentes porque, de lo contrario, podríamos estar hablando de un desastre. Aunque, según he oído 'in situ', hay a quien no le hubiera importado que las llamas hubiesen llegado a ciertos despachos de la planta de arriba. También había quien decía que en esa sala estaba la Valoración de Puestos de Trabajo y que alguien ha optado por meterle fuego. Y un ciudadano que entraba por la puerta sin saber nada ha exclamado: «en este Ayuntamiento todo me huele siempre a chamusquina». A lo que su acompañante le ha contestado: «es que aquí los funcionarios están muy quemados».

Creo que la peor parte se la han llevado tres cuadros, supongo que bastante antiguos (aunque desconozco su valor), que había en la sala. Aunque ya estaban fatal conservados y arrumbados, el humo y el polvo generado los ha dejado muy chungos. ¡¡¡Menudo cuadro, oiga!!!.



5 comentarios:

Marcelo dijo...

Gracias Alberto por este documento gráfico. Una pena por los cuadros, la verdad!!!!

Jose Manuel Almansa dijo...

La verdad es que lo más triste es el daño que se le ha hecho a los cuadros, ya bastantes antiguos de por sí...
son cuadros procedentes del Hospital de Santiago, que a su vez procedían de otros conventos arruinados de Úbeda... más que valor artístico, tienen valor histórico...
las pinturas murales, han sufrido daños?
lo dicho, una verdadera lástima!!!

Vbedarecatada dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ANTONIO Y ROSA V. dijo...

No puedo decir mas que lo siento. Temazo el de 0

Alberto dijo...

La verdad es que los cuadros llevaban allí arrumbados y echos polvo un montón de tiempo. Ahora les ha afectado el humo, el polvo generado y las salpicaduras de agua, al igual que a las pinturas murales.